LA UNIVERSIDAD SERTORIANA DE HUESCA

El 12 de marzo del año 1354 Pedro IV “el Ceremonioso” firmó en Alcañiz -Teruel- el documento para que se fundara la Universidad Sertoriana de Huesca. Se trata de la universidad más antigua del reino aragonés, la segunda de la Corona de Aragón -sólo superada por la de Lleida-, la sexta de España y la vigésimo novena del mundo. ¡Ahí es nada!

Escudo Universidad Sertoriana de Huesca LIBRE DERECHOS
Escudo de la Univ. Sertoriana de Huesca.

Ya para empezar tenía un nombre curioso: Universidad Sertoriana de Huesca. Pero , ¿de dónde viene esa denominación? Este nombre no le fue otorgado desde el principio por Pedro IV, pero las autoridades oscenses se lo acabaron dando para aludir a una tradición educativa en la capital oscense que se remontaba en el tiempo hasta la primera mitad del siglo I a.C. Hablamos de tiempos de Roma y, más concretamente, del periodo de guerras civiles que acabaron por derruir el sistema republicano romano. En este periodo destaca un personaje, Quinto Sertorio, un prestigioso político y militar romano que se opuso a la dictadura y a las persecuciones de Lucio Cornelio Sila. Sertorio decidió marchar a Hispania y allí hacerse fuerte contra la Roma de Sila para, quizás un día, regresar a Italia y derrocar al dictador. Sertorio dominó un vasto territorio en la Península Ibérica, pero sería en la ciudad de OscaHuesca– donde instaló su cuartel general, con una especie de senado al estilo romano, y donde fundó un centro de estudios, la Academia de Latinidad, para formar a sus seguidores. A esta academia sertoriana hizo referencia el nombre de la universidad medieval oscense, para así mostrar al mundo la tradición educativa milenaria de la que hacía gala. Por supuesto, huelga decir que la Academia de Sertorio no sobrevivió a este…

La universidad oscense tuvo unos difíciles comienzos, pues su fundación iba en contra del edicto de Jaime II que tras la fundación de la Universidad de Lleida prohibía nuevas entidades del mismo estilo en los territorios de la Corona de Aragón. Por ello, Lleida se opuso fuertemente a la aparición del centro de estudios oscense, y ambas universidades se negaron mutuamente el reconocimiento de sus grados de estudios.

Huesca comenzó especializándose en estudios de Teología, aunque ya a mediados del XIV se incluyeron estudios sobre Derecho, Medicina y Filosofía. Con el tiempo, ocupó parte de las dependencias del antiguo palacio real de Huesca, en el que actualmente se encuentra el Museo Provincial. Recibió un gran impulso cuando se inauguró su primer Colegio Mayor, el Imperial de Santiago, al estilo de lo que ya hacía la gran Universidad de Salamanca. La Universidad Sertoriana fue alternando periodos de impulso con otros de cierta decadencia. Muy dura fue la oposición que hizo en contra de la Universidad de Zaragoza en el siglo XVI, pues no quería un nuevo centro que le quitara protagonismo dentro del Reino de Aragón.

Ya a mediados del XIX, las reformas administrativas y educativas que estaba llevando a cabo el liberalismo en España provocaron el cierre de la Universidad de Huesca en 1845, y aunque hubo algún intento para su reapertura, no se logró el éxito esperado. Hoy en día la ciudad de Huesca tiene campus universitario, pero este pertenece a la Universidad de Zaragoza dentro de su política de deslocalización.

Sergio Martínez Gil

Lcdo. en Historia por la Univ. de Zaragoza