JOSÉ FERRAZ; UN MINISTRO SIN IMPORTANCIA

En la historia algunos logros quedan ensombrecidos por otros hitos. Incluso, algunos personajes relevantes quedan empequeñecidos por otros grandes personajes con los que les toca compartir época. Esto le ocurrió a Don José Ferraz y Cornel. En esta ocasión el problema es que fue ensombrecido por su propia familia.

Cuando se estudia la relación de la historia de la economía con Aragón aparecen destacados y diversos nombres como son los de José Duaso, la Real Sociedad Económica Aragonesa Amigos del País, Lorenzo Normante o incluso Keynes. También aparecen otros nombres a los que se les da una importancia menor, como es el caso de José Ferraz y Cornel (Benasque 1796-Valencia 1854).

Cuando se habla de José Ferraz se le menciona, junto con Domingo Jiménez, como uno de los ministros de Hacienda más breves de la historia de la cartera. Más concretamente estuvo al frente del ministerio entre el 20 de julio de 1840 y el 19 de agosto de ese mismo año. Durante ese mes, en el ministerio no se llevó a cabo nada reseñable; exceptuando que empezó un expediente para que el aragonés José Duaso volviera a recibir su pensión por héroe de guerra. Esto provoca que los historiadores de economía olviden a este ministro.

Otro de los motivos por los cuales no se le tiene en cuenta es que su primo, Valentín Ferraz, también oriundo de Benasque, llegó a la presidencia de España el 12 de agosto de 1840, aunque dimitió el 28 de ese mismo mes. Los primos coincidieron en el consejo de ministros durante siete días. Por lo que, los historiadores políticos han preferido acercarse a la figura de Valentín que a la de José. Por cierto, la famosa calle madrileña de Ferraz, donde falleció Pablo Iglesias, se debe al aragonés Valentín Ferraz.

Con todo esto puede parecer la vida de José Ferraz la de un ministro sin importancia. Un político más que estuvo ahí y vivió de la política todo lo que pudo. Y nada más lejos de la realidad. Fue un hombre de su época, militar, político y amante del arte.

Con apenas doce años de edad, acompañó a su primo Valentín y a su hermano Francisco Javier Ferraz a Zaragoza para defenderla en los dos sitios que sufrió. A pesar de poder acompañar a su hermano fuera de Zaragoza antes del segundo sitio, prefirió quedarse en la ciudad al servicio de su primo. Tras la capitulación de la ciudad ante los franceses se separó de su primo y combatió bajo las ordenes del general Blake en Valencia. Una de las batallas en las que destacó fue en la Batalla de Murcia de 1810.

Junto con su carrera militar y política cultivó una pasión por el arte. Por ello el único retrato que se tiene de José Ferraz es el realizado por el pintor de cámara de la Regente María Cristina, Don Vicente López Portañana, sucesor de Goya como pintor de la corte. Esto hizo que tras abandonar la vida política decidiera convertirse en mecenas de pintores perteneciente a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos en Valencia. Desde luego, la vida de este ministro sin importancia es más llamativa de lo que a primera vista nos puede parecer.

José Torres-Remírez

Lcdo. en Economía por la Univ. de Zaragoza


Bibliografía:

  • Comín Comín, F. (1997) “Historia de la Hacienda Pública II: España (1808-1995)” Editorial Crítica, Madrid.
  • Ferraz Turmo, J. y Ferraz Penelas, J. (1915) “Biografía del Excmo. José Ferraz y Cornel” Zaragoza, Tipografía La Editorial.
  • Perdices de Blas, L. y Sánchez Hormigos, A. (2007) “500 años de economía a través de los libros españoles y portugueses” Universidad Complutense de Madrid.